Juega, aprende y diviértete

Los números suponen una dificultad para aquellos que sufren discalculia. En este juego tendrás que resolver la multiplicación que se plantea y luego ¡correr por el laberinto para que no te coma Pacman!

¡ÁNIMO!